miércoles, 3 de noviembre de 2010

LAS PASTELERÍAS MAS ANTIGUAS DE BARCELONA

Además del olor del chocolate caliente o de las pastas acabadas de hacer, en algunas pastelerías y panaderías de la ciudad también se respira historia. Llevan más de medio siglo, como mínimo, dedicadas a la elaboración artesana de exquisitos manjares.
-Pasteleria Mauri: Rambla Catalunya, 102
La pastelería Mauri inició su actividad en 1929 de la mano de Francesc Mauri Ciuró. Hoy en dia Mauri representa un ejemplo de tradición pastelera catalana que ofrece a sus clientes un servicio de calidad y una amplia variedad de pasteles, bombones, cafés, charcutería y servicios de catering en un enclave mítico de la ciudad.
-Pastelería Escribà: La Rambla, 83
Jaume Figueras encargó en 1902 la decoración de su tienda, de fabricación y venta de pastas alimenticias, a Antoni Ros, pintor y escenógrafo. Junto con el decorador trabajó todo un equipo de artistas formado, entre otros, por el escultor Lambert Escaler, por los vidrieros de la empresa Rigalt, Granell y Cia. y por Mario Maragliano, que se encargó de los mosaicos. La fachada es un magnífico ejemplo de la integración de las diferentes artes decorativas, con su diversidad de volúmenes y acabados: piedra, relieves escultóricos simbolistas, mosaicos, vidrieras emplomadas y hierro forjado. En el año 1986 la tienda fue rehabilitada por la familia Escribà.
-Fargas: C/ Pi, 16
A la pastelería Fargas, inagurada en 1827, se ha de ir con tiempo para contemplar y saborear todos los bombones, trufas y demás productos, aunque lo que realmente triunfa es el cacao a la muela.
-Pasteleria Foix: C/ Mayor de Sarrià, 57
Josep Foix i Ribera (hijo de un famoso poeta catalán) y Paulina Mas i Rubinat fundaron, en 1886, la pastelería Foix de Sarrià en Barcelona, para la producción y venta de pastelería, bombonería y heladería.
En 1923 abrió la tienda de la plaza de Sarrià, donde J.V. Foix, en la trastienda, tenía su despacho. La pastelería fue escenario de encuentros y tertulias de los intelectuales de la época. El poeta, además, también se encargó de bautizar algunas de las especialidades de la casa. Es famosa por haber sido la pastelería escogida por la familia real en la boda de una de sus hijas.
-Pasteleria Mayol: C/ Horta, 59
Fundada en 1854, es la más antigua de Barcelona. Familia de pasteleros desde hace 150 años, mantiene las especialidades de siempre junto a las actuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada